miércoles, 8 de febrero de 2012

El meu poble, el teu pufo

El pleno del pasado mes de enero en que quedaron aprobados los presupuestos para 2012, dejó meridianamente claras dos cosas. La primera, que el Partido Popular ha elaborado unos presupuestos acordes con la situación de crisis particular de nuestro Ayuntamiento y la general que padecemos todos los españoles.
Unas presupuestos que se ajustan por primera vez desde el año 2007, a las circunstancias reales de ingresos y gastos que va a tener el Ayuntamiento de Sant Joan en el presente año.
El hecho de elaborar unas cuentas claras y fieles a la realidad contable no debería ser noticia, ni algo extraordinario, porque es lo que según mi humilde ver y entender, marca la responsabilidad y la lógica. No hace falta ser economista, ni saber de números para comprender que aquel que pretende gastar más de lo que tiene, está abocado a desequilibrar la balanza y a endeudarse cada día más.

Algo tan sencillo que está a la vista de cualquier santjoaner, no debía ser criterio válido para el PSOE a la hora de realizar sus cuentas, dado que según se desprende de las mismas, eran todo lo contrario de lo expuesto anteriormente, o sea lo que no se debe hacer. Y precisamente esa fue la segunda conclusión que se pudo extraer del pleno de presupuestos: La mala gestión y nula previsión en lo que respecta a la elaboración de las últimas cuentas que el PSOE aprobó en junio de 2010.

Ante el contexto general de crisis que España atravesaba entonces, el incremento del paro, el cierre de empresas y la caída de las licencias de obra, entre otros cosas, el gobierno socialista de España, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero aprobaba en mayo de 2010 un Decreto-Ley para la reducción del déficit que en su preámbulo decía explícitamente: "Todas las administraciones públicas se sumarán al esfuerzo que de forma coordinada debe llevarse a cabo para reducir el déficit público y asegurar la sostenibilidad fiscal a medio plazo."
Cuándo se habla de reducir el déficit público y contener el gasto, ustedes, ¿entienden perfectamente el mensaje, verdad? Pues el equipo de gobierno socialista con Edmundo Seva a la cabeza, lo debió entender al revés. No tiene otra explicación el hecho que los presupuestos municipales de Sant Joan fueran aprobados semanas después de publicarse dicho decreto y contrariamente a lo que cabría haber esperado, no solamente no se tuvieron en cuenta dichas recomendaciones, sino que las cuentas aprobadas arrojaron una situación insólita y ficticia certificando con su validación un desfase contable del 22% entre ingresos y gastos.

En el capítulo II del mencionado Decreto-Ley de Zapatero se reconocía lo siguiente: "En un escenario económico caracterizado por la intensidad de la crisis económica con origen en la crisis financiera internacional y con efectos sobre el crecimiento y el empleo, resulta urgente adoptar medidas de contención en los gastos de personal de las diversas administraciones públicas."
Los socialistas de Sant Joan a pesar de idolatrar la gestión de Zapatero, no solamente no acataron lo establecido en dicho decreto para reducir el gasto en personal, sinó que nuevamente debieron entender lo contrario, porque desde el periodo 2009 a mayo de 2011, incrementaron la contratación y los gastos de personal municipal en un 45%.
Con el desempleo cebándose con los vecinos y los dramas familiares derivados de ello, Edmundo Seva y su gobierno socialista vivían ajenos a todas estas circunstancias, alejados de la realidad y disfrutando de un vino y rosas virtuales y prohibitivos para el resto de santjoaners, sin control, ni mesura en el gasto corriente.

Frente a la situación descrita, las cuentas municipales de 2012 se han elaborado desde el rigor y transparencia por parte del equipo de gobierno que dirige Manuel Aracil, precisamente para paliar esta situación de déficit y deuda que padecemos y sobretodo, para proceder al pago y liquidación de los cerca de 5 millones de euros en facturas que el PSOE no abonó a proveedores, y de cuyo pago dependen muchas empresas, trabajadores y familias.

Precisamente a ese mismo fin del pago de facturas, reconocía el Decreto de Zapatero que debían destinarse los remanentes ahorrados en la relación con la reducción de personal cuando decía: "Con el fin de garantizar la contribución de las entidades locales al esfuerzo de consolidación fiscal que las medidas adoptadas en este Real Decreto-ley persiguen, es necesario declarar la afectación de los ahorros derivados de la reducción de los gastos de personal al saneamiento de remanentes negativos, a la reducción del endeudamiento o en su caso a la financiación de inversiones."
Una vez más los socialistas de Sant Joan y su alcalde, Edmundo Seva, no debieron ni entender, ni tan siquiera tener conocimiento del mencionado decreto que firmó el gobierno de Zapatero, a quién respaldaba su propio partido, porque no tiene explicación el hecho que en el pleno del pasado día 30 de enero, los socialistas presenten una enmienda a los presupuestos, que persigue seguir en la línea del incremento del gasto público, para que el Ayuntamiento cree un empleo fugaz e inestable endeudándose cada vez más, cuando su propio partido en el Gobierno de España censuró este tipo de medidas y requirió a los ayuntamientos que no solamente no prosiguieran con estas contrataciones eventuales, sino que dicho ahorro debería destinarse a reducir las deudas, y especialmente a pagar las facturas.

Ante todo lo dicho y expuesto, podríamos opinar sobre la gestión y sobre la idoneidad o no de las decisiones, porque no existe una verdad absoluta, pero los hechos están ahí y la información es pública y está al servicio de los ciudadanos, que deben saberla y conocerla.
Valoren ustedes mismos si los hechos referidos de los que se deriva la deuda de nuestro ayuntamiento responde a error, desconocimiento, incapacidad, soberbia o apatía en el ejercicio de la gestión socialista.

La verdad objetiva como bien refiere el título de este artículo, es que seremos todos los santjoaners los damnificados que pagaremos la mala gestión de un alcalde, Edmundo Seva, que hizo del meu poble, el teu pufo.

1 comentario:

Mariluz dijo...

Da gusto leerte siempre...besitos :)