domingo, 28 de febrero de 2016

El agradecimiento define a un hombre de bien

Se cumplen 400 años de la frase que pone título a este artículo. Probablemente de no haber sido dicha por uno de los grandes de nuestro Siglo de oro en 1616, hoy nadie la tendría en consideración. Fue pronunciada por Francisco de Quevedo tras recibir el hábito de caballero de la Orden de Santiago. Y hoy me gustaría recordarla para ilustrar una escena costumbrista de nuestra noble villa de Sant Joan d´Alacant.

Cuando uno se dedica a eso que llaman la "cosa pública", sabe que en un porcentaje muy elevado le lloverán las críticas y se le cuestionará casi todo desde las bancadas de la oposición política, desde que se levanta hasta que se acuesta. Lo anecdótico y extraño es que un partido político sea capaz de dejar al margen sus siglas y anteponga el interés general de los ciudadanos al suyo propio. Esto es, sea consciente que lo fundamental es dedicar su gestión a colaborar en la resolución de los problemas y contribuir a mejorar la vida de sus conciudadanos. 
Bajo esta premisa se fundamenta la campaña #ObjetivoSantJoan, que este mes ha puesto en marcha el Partido Popular de Sant Joan en redes sociales. 
Así las cosas cualquier gobierno que se precie andaría encantado, cuando la oposición en lugar de ser destructiva, trabaja en positivo poniéndose al servicio de los vecinos y comunica aquellos problemas que preocupan a la población. 

Tengo asumido que los Populares debemos explicarnos muy mal. Aunque también puede ocurrir que el Sr. Alcalde de Sant Joan no haya entendido el sentido de nuestra campaña. Como siempre y habida cuenta que la moderación no es lo suyo, prefiere el choque dialéctico en el que se encuentra cómodo pese a no ser la reencarnación de Cicerón. Lamentablemente dado que soy muy escrupuloso con la higiene, nunca me ha gustado revolcarme en el lodo como haces tú, Jaime. Así después nos luce el pelo.

Respeto profundamente tu opinión manifestada en el Diario Información, al tildar de "absurda" nuestra campaña y animarnos "a hacer más vida en el pueblo". Cada uno es libre para obrar como crea conveniente, y si tú estrategia pasa por aquello de la mejor (o única) defensa es un buen ataque", pues allá tú.

Por el contrario yo simplemente quiero darte las gracias. Si, has leído bien. 
Gracias por dar visibilidad a nuestra campaña y demostrar que era necesaria; primero con la resurrección del Buzón ciudadano como respuesta a la misma, ya que tu Gobierno Cuatripartito lo mantenía abandonado desde hacía 8 meses. Gracias por enviar raudos y veloces tras nuestra denuncia a las empresas de Jardinería y Limpieza a l´Alquería, para retirar la palmera afectada por picudo, adecentar lo grueso de los jardines y proceder a una Limpieza de urgencia ante el malestar de los vecinos. Y gracias en última instancia por hacer importante esta campaña merced a tus palabras de hoy en prensa. No hace falta que seas modesto, porque pese al contenido, ya sabes aquello de la intención es lo que cuenta. 

No es necesario que me des las gracias. Sabemos que no va contigo por aquello que afirmaba Quevedo: El agradecimiento define a un hombre de bien.


1 comentario:

Mariluz dijo...

Yo te agradezco que vuelvas a escribir aquí. :)