miércoles, 13 de mayo de 2009

La espada de Damocles

Esta famosa expresión surgió acuñada por el mito mediante el cual Dionisio II rey de Siracusa, intentó escarmentar al zalamero Damocles, quién se mofaba de la vida de privilegios y riquezas que gozaba el soberano, intercambiando su posición por un día; periodo que sirvió al adulador para darse cuenta de la realidad del monarca.
El mito en sí trataba de ejemplificar la inseguridad en que se instalan aquellos que ostentan un gran poder, pues no sólo pueden perderlo de golpe, sino todo lo demás, incluida la vida.

Trasladando en el tiempo su mensaje comprobamos como la enseñanza que trasmite continúa de plena actualidad si extrapolamos la situación varios milenios después.

Y es hoy precisamente en otra isla no geográfica pero sí política, donde podemos encontrar una correspondencia ideal con la fábula clásica. Un espacio enclavado en la provincia de Alicante, simbólicamente rodeado del azul del mar ejemplificado en las siglas populares, donde resiste un fortín socialista desde las primeras elecciones municipales de 1979. Un islote pues en toda regla.

Un atolón, ínsula o arrecife bermellón que ha visto salpicada su gestión municipal por un alud de presuntos casos de corrupción en torno al primer edil, Alejandro Soler.
Un caso que destapó la oposición del Partido Popular, liderada por la incansable y siempre atenta portavoz a los temas municipales, Mercedes Alonso, llamada a convertirse en la primera autoridad municipal. Tiempo al tiempo.
Gracias a su labor asistimos a un hecho extraordinario: Las facturas municipales afloraban de los cajones como en tiempo de Homero la ambrosía emanaba de los cuernos de la abundancia, dejando al descubierto un verdadero escándalo de pagos con fondos del Ayuntamiento de Elche en concepto de publicidad del PSOE para su campaña en las elecciones municipales de 2007.
En total una docena de facturas surgieron de la nada para convertirse en desvelo del primer edil ilicitano, que ni corto ni perezoso atribuyó a un "error" del departamento de Hacienda.

Desafortunadamente el hilo de oro tejido por las Parcas quiso en su armoniosa fluidez, que los hados trajeran a la memoria quién había sido el responsable de esa controvertida área hasta después de los comicios municipales; para descubrir con incredulidad que la rúbrica del propio Soler era la que figuraba como edil de hacienda. ¿Un error?

Naturalmente el alcalde guardaba un escudo de Artrax bajo su manga, que si bien no tenía el brillo del original, iba a suponer un auténtico revulsivo contra los males que lo atenazaban. Su estrategia respondía al órdago lanzado a finales de 2008 por la hasta entonces edil de Hacienda, que amagó con dar el beneplácito a una moción de censura contra el propio Soler. Ángeles Avilés cayó en desgracia desde aquel momento quedando marcada su desdicha en forma de chivo expiatorio en el tema de los ilegales pagos. Y de qué forma, pues su osadía la debía llevar al exilio europeo como salida honrosa; sin embargo, la extraordinaria venganza del alcalde Soler que atesora tantas argucias como testas tenía la hidra, le jugó una mala pasada a la proscrita edil que vio truncados sus sueños europeístas al descabalgarla el PSOE de la candidatura; quedando relegada a mera militante de base, dada la torpeza de haber dimitido como concejal del consistorio ilicitano nada más ser aprobada la lista. Una nominación que muy a su pesar sería para abandonar el Olimpo.

Pese al apoyo implícito de Hades al primer edil en todo este turbio asunto, parece que las complicaciones no cesan de hacer su aparición.
Hoy sin ir más lejos conocemos que la Fiscalía quiere que el alcalde socialista responda desde el banquillo de los acusados de, al menos, siete facturas. Soler ya está imputado ante el Juzgado número 4 de Elche por los presuntos delitos de prevaricación y malversación, por ordenar con su firma unos pagos que suman 5.230 euros.
Reconociendo pues, que el beneficiario de estos publirreportajes era Alejandro Soler, quien de este modo se promocionaba públicamente como candidato a la Alcaldía, con cargo al presupuesto del Ayuntamiento.

Un asunto que amenaza con enrocarse ante la sibilina y sinuosa actitud del déspota ilicitano, dispuesto a cargar contra compañeros de partido, cargos y funcionarios del Ayuntamiento con tal de salir indemne de este oscuro tema.
El verdadero drama del "tirano" Soler es el filo de la espada que pende sobre su cabeza, y que en este caso únicamente se mantiene a escasos centímetros de su coronilla sostenida por un delicado mechón de la ex-edil Avilés.

4 comentarios:

Jose A. Jimenez dijo...

Si pero solo son errores contables y aqui paz y despues gloria,sin embargo el caso gurtel dura y dura y dura.
Espero que al final se relice justicia.
saludos.

Si te apetece en mi blog tienes un premio..........

Anónimo dijo...

Hay que ver cómo abunda la propaganda fascista en la web. ¿Merdedes Alonso atenta a los temas de Elche? Tú no vives aquí, ¿verdad? Porque vamos, esta mujer menos a Elche, se dedica a todo. 20 años en el Ayuntamiento sin dar palo al agua, hasta que ahora, el IMPUTADO Camps pone su dedo sobre ella para ser la candidata a la Alcaldía (para cuando la democracia llegará al PP???).

Además, en lo que cuentas, hay algunas falsedades, mentiras, y errores, además de el delito de llegar a dar por probado algo que está en los tribunales (la Presunción de Inocencia le da igual a la derecha, excepto para reclamarla para TODOS sus cargos imputados por los tribunales, incluída la alta cúpula del PPCV).

La estrategia de Mercedes Alonso es mentir, mentir y mentir a ver si así llega a la alcaldía. Todavía no he oído nada de lo que piensa hacer en Elche, de cuáles son sus propuestas para aliviar en la medida de lo que pueda el Ayuntamiento la situación de los ciudadanos ante la crisis económica (aunque claro, ella con su sueldazo asegura no llegar a fin de mes). La única estrategia que tiene es atacar a la imagen pública de Alejandro Soler, quien está cumpliendo punto a punto el programa electoral votado por los ciudadanos el 27 de mayo de 2007. Ese era su compromiso, y ese será su trabajo. El único compromiso de Mercedes Alonso es con sus jefes, y no con los ciudadanos, y consiste en entregarles Elche como símbolo político. No cuela, peperos, no cuela.

Anónimo dijo...

me la pelan y me la lamen
cojanme y laman mi pito .|.

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!