lunes, 11 de mayo de 2009

Otro timo no

"Litros de alcohol corren por mis venas mujer...". Así rezaba el greatest hit con el que años ha nos deleitara ese gran icono de la movida madrileña, fetiche de la música pop-rock y precursor con su particular estilo del holding Kentucky fried chicken, José Ramón Julio Martínez Márquez, alias Ramoncín.
Un personaje muy de actualidad en los últimos tiempos por hallarse en la primera línea de esa asociación sin ánimo de lucro, que vela por los intereses de la cultura ibérica de forma desinteresada y sin contrapartidas. Me estoy refiriendo naturalmente al único organismo que muy en línea con el ideario progresista del que hace gala, demanda la percepción de beneficios por adelantado en eventos de tan dudosa moralidad como pueden ser actos benéficos de víctimas del terrorismo o el caso del niño Juanma que padece un raro síndrome denominado de "Alexander", a cuyos padres exigieron el pago de un cánon de 5.000 euros por el concierto que buscaba recaudar fondos para el estudio de la patología.
Dos de los casos que han salido a la luz que constituyen una mínima muestra de eventos que en suma y según la SGAE constituyen auténticas amenazas a la industria discográfica.
He aquí el talante y la faz verdadera de un oligopolio que mueve en la sombra cientos de miles de millones de euros cada año; todo ello con la aquiescencia y el perfecto beneplácito del inquilino de La Moncloa.
Hace pocas semanas salió a la luz una epístola dirigida a la vicepresidenta primera del Gobierno donde los "artistas" demandaban un endurecimiento del cánon digital para los CD y DVD, de manera que los beneficios repercutieran en mayor medida en sus autores reforzando sus derechos y afianzando sus privilegios que hasta entonces considerarían efímeros. Naturalmente el clan ganratizaba apoyo total y sin fisuras al partido en el gobierno de cara a los comicios generales de 2008. Cinco meses después que la musa del Ayuntamiento de Sevilla, Pilar Bardem, rubricara el manifiesto, la SGAE se erigía en PAZ (Plataforma de Apoyo a Zapatero), iniciando un meteórico apoyo mediático a la causa socialista dejándose la piel para "defender la alegría".
Teddy Bautista, Loles León, Ana Belén, Miguel Bosé, Fran Perea, Concha Velasco o la propia Bardem son sólo algunos de los nombres que figuraban entre el centenar de "artistas" adheridos al colectivo de auxilio social PAZ.

Pero de entre todos ellos, hoy focaliza mi atención uno en concreto. El mencionado Ramoncín, que siempre se ha erigido en el heraldo de la defensa del artista, del autor y de la buena música. El ariete contra la piratería y estilete de las mantas callejeras.
Aquel que en el año 2002 firmaba un manifiesto contra 'Operación Triunfo'. Se titulaba 'Otro timo no', lo impulsaba una asociación de críticos musicales y se publicitaba con acciones reivindicativas como la denominada 'Te cambiamos tu disco de OT por uno de verdad'.

El tiempo y las circunstancias ponen a cada uno en su lugar, porque ¿de que otra manera puede entenderse el apoyo al manifiesto mencionado y la visión actual de Ramoncín como jurado de OT?
Todo tiene una explicación naturalmente; posiblemente se escape a nuestra capacidad de abstracción dado que a diferencia del ilustrado crítico musical, nosotros carecemos de ese sentido de la cultura que jamás nos haría aceptar un contrato con un programa que busca el morbo comercial y millones de euros por minutos televisivos, sin importar lo más mínimo la calidad y la supervivencia del mercado discográfico patrio, como él definió a OT en 2002. Nuestra intelectualidad no da para más.

Afortunadamente hoy en cada gala de la cadena amiga, nos honra con su presencia y su ideario un hombre capaz de inmolar sus principios por el bien de sus congéneres. Generosidad, honestidad, coherencia, altura de miras, lo que queráis.
No sé que haríamos sin Ramoncín.

2 comentarios:

Jose A. Jimenez dijo...

Me ha alegrado leer tu comentario,porque spy el primer fan del pollo frito,este tio me da asco por donde quiera que rezume su nombre.
No sabia lo de operacion triunfo,que falso y que vividor es este cabron,con tu permiso expondre este timo en mi blog.
Saludos

Anónimo dijo...

con tu permiso diré que además la SGAE se defendió diciendo que fue un mero error burocrático, de última hora, la exigencia de los 5000 eurillos a los papis de juanma. la otra cara de la moneda es que, según la familia, dos semanas antes del concierto estaban ya buscando la manera de hacer efectivo el pago, ya fuera a través de transferencia o al contado desde la cuenta que estas personas tienen para las ayudas que reciben con destinatario: su hijo.