martes, 27 de enero de 2009

¿Tiene usted una respuesta para mí?

Esa fue a mi juicio la cuestión más útil que le fue planteada ayer noche al Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención en el programa "Tengo una pregunta para usted" de la 1. Y considero que así fue porque la autora de la misma es reflejo de la crítica situación por la que atraviesan los españoles. Una mujer, madre y desempleada, que perdió su puesto de trabajo después de las elecciones generales de marzo de 2008, y que evidencia esa desazón e incertidumbre que atraviesan miles de hogares españoles ante la escalada de una crisis en la que no se atisba fin, haciendo sucumbir en la desesperanza y desasosiego a tantos millones de ciudadanos.

Se trata pues de una pregunta necesaria ante el líder de un Gobierno que se resiste a reconocer su error de previsión y niega haber mentido a los españoles, confiando en el grado de recuperación de España y delegando todas las posibilidades de recuperación en el buen hacer y el trabajo de sus compatriotas.

Pero, ¿podemos confiar los ciudadanos -esos mismos que con nuestro tesón y ahínco tenemos que sacar al país adelante- en un presidente que se desdice constantemente en sus manifestaciones, carga las responsabilidades a terceros y esquiva las cuestiones incómodas con discursos grandilocuentes y dialécticamente magistrales pero vacios de contenido?

"Hace un año estábamos en otra situación. Teníamos una desaceleración. Ha habido una crisis del sistema financiero internacional cuyo origen está en EEUU. Yo no engañé, puedo equivocarme pero no engañar".

Así de tajante se mostraba Zapatero ante una de las primeras preguntas que le instaban a retratarse ante la audiencia sobre la crisis económica que padecemos. Zapatero afirmó que su Gobierno no engañó a los españoles porque las previsiones eran optimistas y nadie hace ahora un año podía constatar de forma fehaciente la gravedad de la situación. Hagamos memoria.

Zapatero afirmaba en Noviembre de 2007:


"Es una falacia que tengamos un escenario de crisis económica; pronostico que aunque en 2008 creceremos menos que en 2007, en 2009 asentaremos los fundamentos para crecer mas que en 2008".




Debate Solbes-Pizarro, 21 de febrero de 2008






"España está mejor preparada que nunca en la historia para afrontar los retos. Hay exceso de demagogia y catastrofismo".

Escuchando a Pedro Solbes uno se plantea como es posible que dado el grado de asesores económicos con los que cuenta el Gobierno -77 según reconoció ayer el propio presidente-pudieran llegar a manejar unas cifras tan absolutamente alejadas de la realidad; más aun si cabe cuando meses antes diversos organismos como el FMI o la UE ya advertían a España de las nefastas previsiones. Ello además como ha recordado este video, le fue vaticinado al ministro de Economía por los cálculos económicos del Partido Popular.



Zapatero, Solbes y la crisis (capítulo 1)





Estamos pues, encantados de la vida.




Solbes, Zapatero y la crisis (capítulo 2)





Negación hasta la extenuación de que nada es lo parece, ni parece lo que es.




Zapatero, Solbes y la crisis (capítulo 3)






Para Solbes la crisis tendrá una utilidad para limpiar la economía; no le falta razón, el matiz estriba en que esa limpieza afecta al poder adquisitivo y al bienestar de los ciudadanos españoles. Sociacinismo en estado puro.




Zapatero, Solbes y la crisis (capítulo 4)





Todo lo que usted está viendo es fruto de su imaginación, no intente comprenderlo, sencillamente no tiene explicación. Y nuestro ministro de Economía es realmente el famoso mentalista Anthony Blake. Espeluznante.




Solbes, Zapatero y la crisis (capítulo 5)






La tarara sí, la tarara no, la tarara baila que la bailo yo...




Solbes, Zapatero y la crisis (capítulo 6)






Concretamente la hemos pagado todos los españoles con una tasa de paro del 14% y 3.200.000 parados; ¡¡y tan cara que la íbamos a pagar!!




Solbes, Zapatero y la crisis (capitulo 7)







Los mejores presupuestos que podríamos tener con una tasa estimada para todo 2009 del 13,5%, cuando sin haber computado el primer mes de 2009 finalizamos el 2008 con un 14% de desempleados. Con unas estimaciones de crecimiento del PIB, cuando hoy por hoy -no habiendo finalizado el primer mes del presente año- este crecimiento es nulo y existe una recesión, es decir una caída brutal del mismo, y confiando en un superávit que ya se sabe extinguido por la explotación y el despilfarro del que fue objeto para satisfacer las medidas electoralistas del Gobierno.
Los mejores presupuestos, para cualquier otro país que no sea España.




Zapatero, Solbes y la crisis (capítulo 8)






Vota contra el catastrofismo, la demagogia y el alarmismo. ¡¡Vota PSOE!!




Solbes, Zapatero y la crisis (capítulo 9)






Previsiones desactualizadas, ¿¿¿en un mes???




Solbes, Zapatero y la crisis (capítulo 10)






¿Credibilidad de Solbes? ¿De Zapatero? ¿Del PSOE? ¿Qué credibilidad?


En estos términos de negación de la evidencia se manifestó ayer Zapatero en un tema tan sensible como el empleo, cuando afirmó que su discurso en campaña electoral no correspondia a un compromiso, sinó que respondía a un deseo y objetivo del partido socialista.
Afortunadamente existen las hemerotecas y los maravillosos archivos de video para comprobar qué decía realmente nuestro presidente hace escasamente un año.








Zapatero prometió 2.000.000 de puestos de trabajo, exactamente igual que ya hiciera su antecesor socialista en el cargo en el año 1982.
Estoy convencido que no soy el único que asistí a ese compromiso, captado por las cámaras de TV, ante un pabellón abarrotado de mujeres en Sevilla, cuando se comprometió a crear 1.400.000 puestos de trabajo para las mujeres y otros 600.000 para los hombres. La realidad es que un año después de aquello la memoria selectiva del presidente y del Gobierno vuelven a negar la mayor y utilizan la enorme riqueza eufemística de la lengua castellana para esconder nuevamente la cabeza cual avestruz. Mientras tanto, 800.000 familias tienen a todos sus miembros en paro, y las peores previsiones vaticinan que serán más de un millón y medio las que se verán en semejante situación a finales del presente año. Eso sí, Zapatero concilia el sueño cada noche como un bebé pues nadie amenaza con apearle de La Moncloa; otros ciudadanos sin embargo, no tendrán tanta suerte y serán despojados de sus bienes ante la asfixia que suponen las hipotecas, los créditos y préstamos que no podrán costear. Lo peor no son las cifras actuales sinó esas previsiones que hasta hace un mes su Gobierno se negaba a reconocer, ocultos tras el paraguas de la crisis internacional que no iba a afectar a nuestro país. Y vaya si nos ha afectado; hasta el punto de doblar la media de toda la UE en tasa de paro y prever la pulverización de todos los registros en cuanto a destrucción de empleo se refiere.

Pero la desfachatez de nuestro presidente parece no conocer límites, siendo capaz de reconocer sin despeinarse que ocultó información sobre la negociación con ETA a la ciudadanía. Afirmaba que fue el único error que cometió en su primer mandato; pero no vayan a pensar que se refería a arrepentirse de la negociación con ETA, no; sinó a su falta de previsión al afirmar en 2006 que un año después íbamos a estar mejor en lo que a terrorismo se refiería. Coherente con su discurso y sabedor de ese error, optó tras el atentado de la T-4 por seguir negociando con ETA de forma clandestina, tras anunciar tanto él como el ministro del Interior que se había roto todo cauce de contacto. Recordemos que dijo Zapatero en su comparecencia del 30 de enero de 2006:

Zapatero: "en consecuencia, y como no se dan las condiciones que establecimos, he ordenado suspender todas las iniciativas para desarrollar ese diálogo".
Rubalcaba: "¿quiere el señor Astarola que digamos que el proceso se ha roto? Pues bien, evidentemente se ha roto. ¿El proceso se ha liquidado? Pues bien, evidentemente el proceso está liquidado. ¿El proceso se ha acabado? Pues bien, evidentemente el proceso se ha acabado. ETA ha roto, ha liquidado y ha acabado con el proceso de paz".


Apenas unos meses después el Diario El Mundo denunciaba:

"El Gobierno retomó los contactos con ETA tras el atentado de la T4, después de que dirigentes del Sinn Fein hicieran llegar al Ejecutivo que la organización terrorista tenía una oferta que realizar e insistieran en la conveniencia de no dar por finalizado el proceso. La exposición realizada por el actual socio del Gobierno norirlandés, que fue brazo político del IRA, convenció al Ejecutivo, que ya tenía predisposición a mantener los cauces abiertos y a no dilapidar el esfuerzo de años realizado hasta el momento."




Sorprendentemente el presidente no tuvo que contestar a ninguna pregunta que hiciera referencia a un tema tan sensible para la sociedad española como es el terrorismo en el programa de ayer. Una lacra que viene siendo reconocida como el segundo-tercer problema que reconocen los ciudadanos que les preocupa tras el paro y la crisis.


Tampoco faltó la política internacional en las cuestiones que le fueron planteadas al presidente.
El conflicto con Israel fue una de ellas, relativa a la venta de armas que por parte de España se llevó a cabo a aquel país. Una medida que contrasta con la posición oficial del PSOE de clara censura de la ofensiva israelí contra el integrismo islámico de Hamas. La pregunta que le formularon estaba fundamentada en la siguiente noticia aparecida en un medio tan poco sospechoso de conspirar contra el Gobierno como Público, que basándose en el último informe remitido por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio al Congreso de los Diputados, recogía que nuestro país exportó a Israel durante el primer semestre de 2008 material de defensa por valor de 1.551.933 euros, de los que, en su mayoría tenían como destinatario final a las Fuerzas Armadas del estado judío. Estas cifras revelan un aumento considerable en la exportación de material de defensa a Israel por parte de España, igualando todo el montante total del año 2007, y cuadriplicando el armamento que nuestro país vendió a Israel en 2006.
Zapatero afirmó que estaba convencido que ninguno de los materiales exportados habría provocado la muerte de civiles. Lo cierto es que dentro de la partida armamentística de marca hispana exportada a aquel país se encontraban fusiles, carabinas, revólveres, ametralladoras, torpedos, bombas, misiles y cohetes de medio alcance. Todo un arsenal digno de Apocalipsis Now que sin embargo para el presidente no sería responsable de muerte y destrucción. Ajenos a todo esto, el sindicato de los artistas de la ceja se desgallitaba en Madrid al grito de "Genocidio en Palestina".

Por supuesto, la "sentada" ante la enseña estadounidense no faltó por enésima vez en el debate; hecho éste que supuso la confirmación del cinismo y la hipocresía galopante que padece la izquierda española. Una bandera representa no sólo al gobierno que dirige ese país en determinada circunstancias, ni se puede circunscribir a decisiones que éste pueda tomar. Una bandera es el símbolo de una nación, es el nexo de unión entre sus ciudadanos y la manifestación concreta de unos principios, de una cultura y unos valores patrióticos relativos a ese estado.
La actitud chulesca de Zapatero no le hace valedor de mayor reconocimiento a los ojos del pacifismo universal, no le otorga potestad moral ni ética en su cruzada contra la guerra de Irak, pues lo único que demuestra es un desconocimiento absoluto de los valores que representa una bandera, un insulto a sus ciudadanos y a las más básicas normas del sentido común. En esencia una patochada más propia de Hugo Chávez que de un entonces aspirante a presidente de la España democrática. Una actitud en línea con ese sentimiento antiamericano que desde siempre ha imperado en el PSOE, una rebeldía soterrada contra el tio Sam como la manifestada en la otrora OTAN NO, (y después SI). Y por supuesto con la posición de renegar constantemente de todos los símbolos de la patria española, que para la izquierda -ignorante ala siniestra del parlamento- destilan un tufo a fascismo.



"Esta es la verdad". Cuando alguien pronuncia esa frase me hace desconfiar por naturaleza porque considero que se atribuye para sí la posesión absoluta del término verdad, tornándolo en dogma absoluto para satisfacer su propio interés.

El diccionario de la RAE define "mentir" como "decir o manifestar lo contrario de lo que sabe, cree o piensa" Los hechos están ahí, juzguen ustedes mismos.

4 comentarios:

Caballero ZP dijo...

Lo más grave vino después, en 59” informaron sobre la encuesta de EFE, y el 74% aprobaba su intervención, y el 26% lo suspendía.
Creo que de ser cierta, dice bastante del país en el que vivimos, aunque para el programa debieron seleccionar a todos los “antipatriotas”.
Con toda la información que hay en la red, si la gente se empeña en no querer ver, estamos apañados.
Saludos

Gutiforever dijo...

Faltó, entre los ciudadanos que asistieron al programa, la pregunta clave: "Sr.Presidente,a qué espera usted para dimitir?.¿A que lleguemos a los cinco millones de parados?,¿a que estalle la conflictividad social?,¿a que los que no tienen nada empiecen a asaltar supermercados y a robar alimentos?,¿a que Cáritas diga "ya no podemos más?,¿a que lleguemos a los niveles de inseguridad ciudadana de Argentina?."

(Muy bueno el post,por cierto.).
Saludos.

Jose A. Jimenez dijo...

Impresionante tu post.
Que podemos decir que no lo digamos en la red.
Pero mi pobre pais ó esta lleno de ignorantes,ó de tontos ó no me lo explico.
Creo que esto en otros paises del ambito europeo no pasaria,,,,como francia por poner un ejemplo.

Saludos

Caballero ZP dijo...

Excelente recopilación, es por ello que no entiendo que la gente esté desinformada, con lo fácil que es acceder a ella. Está claro que en este país hay un grave problema con cierta parte de la sociedad.
Saludos